01/06/2022

Tren Santiago – Valparaíso, a 160 años

Blog

Algunos textos que dan cuenta de la importancia y revuelo que causó la inauguración del tren Santiago-Valparaíso en 1863.

Editorial de El Mercurio de Valparaíso, a 5 de septiembre 1863:

«La apertura tendrá lugar el 14 de septiembre con extraordinaria pompa. Los tres altos prelados de la iglesia que actualmente tenemos entre nosotros, los reverendísimos señores Valdivieso, Salas y Solar bendecirán las locomotoras en la Estación Central en la mañana de ese día. El ingeniero francés Sr. Poisson está encargado de la ornamentación.

A las 10 de la mañana de ese día dos trenes partirán simultáneamente de Santiago y Valparaíso para reunirse en Llay-Llay. En el primero irá el Presidente de la República y 160 invitados. En el segundo vendrá el Intendente de Valparaíso y 40 caballeros. Un banquete de 200 cubiertos está preparado en Llay-Llay y el gobierno ha invertido 1.000 pesos con este objeto. En la tarde ambos trenes regresarán a la capital.

Al día siguiente, 15, la vía férrea será entregada al tráfico público permanente. Dos trenes partirán diariamente de las extremidades de la línea. El primero de carga y con carros de tercera clase a las seis y media de la mañana y el segundo con pasajeros de primera y segunda a las nueve. Ambos harán su conjunción en la estación de Llay-Llay que es la equidistancia de la línea. El trayecto se hará en 8 horas para los trenes de carga y 5 1/2 para los de pasajeros. La tarifa de pasajeros será de 5 pesos para la primera clase, 4 pesos para la segunda y sólo 20 reales (dos pesos 40) para la tercera».

Discurso del Arzobispo de Santiago al bendecir las locomotoras:

«Excmo. señor Presidente: Vais a estrenar la obra que representa la mayor y la mas importante adquisición de la vida moderna; porque la aplicación del vapor a los vehículos que atraviesan la tierra o hienden las aguas no sólo ha producido cambios en las relaciones mercantiles sino va a hacer sentir su influjo en la condición social y moral de los pueblos y el orbe entero no tardará en experimentar sus efectos» (El Mercurio de Valparaíso, 15 de septiembre 1863).

Extractos de El Ferrocarril, 1863:

«Los coches ingleses obligan al pasajero a tener un asiento fijo de modo que va rodilla con rodilla o apresado con los que van a su costado. Considérese el contratiempo si tuviera que enfrentarse un beodo o un aromático. Estos coches acumulan hombres en un pequeño espacio, lo que estaría bien en Inglaterra donde la neblina se masca pero no en Chile donde hay un sol ardiente en verano».

Ramón Rivera Jofré: «La conclusión del ferrocarril entre Santiago y Valparaíso debe considerarse como uno de los grandes triunfos que la ciencia y el heroísmo han logrado alcanzar en nuestros días» (El Ferrocarril, 1863).

El Mercurio de Valparaíso, a 15 septiembre 1863:

«A las doce en punto se detuvo el rápido tren a la entrada del túnel de Los Maquis, y al divisar el puente y el verde valle de Llay-Llay, un indecible entusiasmo se apoderó de los viajeros. Las bandas de música prorrumpieron con el Himno Nacional y las gargantas de las agrestes montañas hacían eco a los estrepitosos viva a Chile, al Presidente de la República y a los señores Meiggs y Lloyd.

El tren cruzó el magnífico viaducto en un majestuoso silencio y se detuvo al opuesto costado para dar tiempo a la comitiva de examinar obra tan portentosa. El Sr. Lloyd recibió del Presidente de la República, de los ministros y del Sr. Varas las más cordiales felicitaciones por una obra que tanto honra a sus talentos.

Media hora después el convoy se detenía en Llay-Llay. Se habían empleado sólo tres horas en todo el trayecto, que es la mitad de la total extensión bajo la línea. Bajó la comitiva en medio del entusiasmo clamoroso de los peones y gente de a caballo que se agolpaba en la estación, y enseguida se dirigió a una espacio bodega, en la que estaba preparado el banquete. Este era suntuoso. Cubrían las paredes de la sala banderas de todas las naciones y los nombres de los principales promotores y auxiliares del ferrocarril se veían inscritos en escudos con letras de oro».

 

"El primer ferrocarril Santiago a Valparaíso". Dibujo de Walterio Millar, 1863.

El primer ferrocarril Santiago a Valparaíso. Dibujo de Walterio Millar, 1863.

Los comentarios están cerrados.


Notice: Undefined offset: 0 in /home/bifurcac/public_html/bifurcaciones/wp-includes/class-wp-query.php on line 3738